Amigos / intersección 2

Ayer, en la intersección de la calle Destino con Fortuna, conocí a una persona de esas que no puedes permitirte el lujo de olvidar. Juntos andamos la misma avenida y, al cabo de un tiempo de conocernos, de disfrutar de nuestras conversaciones, vi que podía crecer con él y nos hicimos amigos. Al llegar a otro cruce nos despedimos pero ya no fue para siempre. Al cabo de unos días nos encontramos en otra confluencia y retomamos nuestras charlas. Reíamos por todo con la sensación de estar curando el alma. Me empapaba de su optimismo y olvidé mis dolores, mis frustraciones y desalientos. Ahora, desde hace años, en cualquier cruce, siempre está allí. Soy incapaz de recordar la última vez que me sentí solo. 

(Cuadro perteneciente a la exposición INTERSECCIONES)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s