La cena / intersección 13

Era la típica cena con amigos de tu pareja a la que no te apetece una mierda ir y, más aún, si andas perdido y deprimido con tu vida y no tienes ánimos para nada. Estábamos ya mareando las cucharillas en la macedonia de frutas y yo soñaba con la cama cuando, la conversación tomó un giro inesperado a la derecha, luego otro brusco a la izquierda, la cosa tomó velocidad y, en lo más álgido de todo, uno de los amigos que estaba allí me ofreció un puesto de marinero en su empresa de cruceros. Nunca dejo de pensarlo: si no hubiera ido a esa cena, no habría dado siete veces la vuelta al mundo.

(Cuadro perteneciente a la exposición INTERSECCIONES)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s