Primero derecha / intersecciones

Cuando Osbaldo y Fabiana se cansaron de hacer tríos con Mónica, la profesora de acordeón del quinto, probaron de montar un cuarteto con un guitarrista checo que solía interpretar a Cohen en la terraza del bar de la plaza. Las primeras veces la compenetración era casi mística, incluso la mayoría estaban convencidos de alcanzar el éxtasis, todos menos Fabiana que se quejaba de que faltaba ritmo y le pidió a sus compañeros de probar con un quinteto. 

(Cuadro perteneciente a la exposición INTERSECCIONES)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s