Reencuentro / intersección 1

Tras meses de separación, fue tan intenso el calor del primer abrazo, que sus cuerpos acabaron fundiéndose en mitad del andén. Él aspiraba profundamente del cuello de ella su agua de colonia mezclada con la fragancia a hierro que dejan los compartimentos de tren. Se besaron todos los besos que no se habían dado. Entrelazaron los dedos de las manos fuertemente para que nada ni nadie pudiera desencadenarlos. Cuando se fue el frío de sus soledades, cerraron los ojos para transportarse a su paraíso y colgaron el cartel de no molestar. Cuando los abrieron, se encontraron de nuevo despidiéndose en la estación, sufriendo el indescriptible dolor de tener que separar sus cuerpos fundidos. 

(Cuadro perteneciente a la exposición INTERSECCIONES)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s