Consultores / intersección15

Su oficina eran las cantinas de mala muerte de Conakry, las chinganas de Santo Domingo, los chamizos desiertos de Nouakchott o los chiringuitos de Ipanema. No usaban portátiles, ni móviles, ni agendas. Sus únicas herramientas de trabajo eran el azar, el tabaco de liar y una botella de ron Zacapa siempre a mano para brindar por las personas buenas a las que habían ayudado. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s