Se fue pero no se fue / intersección 18

Justo cuando su mamá les dijo a sus hijas en el salón que su papá se había ido volando para siempre, una gaviota, con todo el plumaje blanco, se posó en el alféizar de la ventana. Al verla, las niñas gritaron a la vez señalándola:

—¡Mira mamá, mira, papá ha vuelto con nosotras! 

(Cuadro perteneciente a la exposición INTERSECCIONES)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s